lunes

El perro de la calle no entiende que el que un día al pasar lo acaricia después evita el apego y lo echa. Que no se queda, que no es hogar. Ni beso en el lomo. Ni dueño.

2 comentarios:

ℓαgαяtσ Juαи¢hσ dijo...

Pero a veces, solo a veces, alguien nos rescata...

Griselda dijo...

Y otras veces, sólo a veces, uno se vuelve como un lobo estepario